sábado, 27 de septiembre de 2014

De vuelta a las andadas

Me he demorado muchísimo en escribir, al principio quise hacerlo en seguida pero me di cuenta que realmente no tenía algo que contar, me limité a responder mails. (Tyceee@gmail.com por si algo se les ofrece ahí me encuentran).

Las pongo al tanto, he vuelto a la uni de nuevo sosteniendo la beca, ya tengo un diagnóstico y un tratamiento: resultó ser hipotiroidismo, lo bueno y malo es que me estoy tratando en el seguro social y la atención ha sido muy mala, pero tampoco me puedo permitir un especialista de alguna clínica privada. En fin, ya tengo medicación y todo, la cual me hace sentir peor que cuando no tomaba nada, pero bueno.... 
Comencé a ir al gym... Y también lo dejé. Todo en un mes. Saben, en realidad me gustaba ir, estaba muy cerca de mi casa.


Ok, iré mejor paso a paso explicándoles lo que pasó, comenzando porque cuando volví a mi ciudad le comenté a mi padre lo del diagnóstico... Y me dijo que no era nada! Me molesta mucho que todo, cualquier cosa que me pase lo toma a la ligera y me atrevo a pensar que poco le importa. Esto quizá me molesta tanto porque toda la vida se la ha pasado diciéndome floja, perezosa, y demás cuando ahora sé que ese cansancio que yo sentía no era por floja, sino porque mi cuerpo no estaba bien. Me molesta que quiera que esté haciendo cosas todo el tiempo, y pobre de mi si no estoy haciendo nada, cuando el quizá ni se imagina como me siento. Total, subí de peso horriblemente de nuevo. Llegué a 126, 6 kilos mas que cuando comencé, decidida y fastidiada pedí informes en aquel gym que ya había visto antes de irme de vacaciones, el precio me pareció bien, ya que en el momento tenía el dinero. Lo hablé con él, diciéndole que por ahora no iba a buscar trabajo, que no me sentía bien para sostener un empleo, el gym y la escuela óptimamente... Y me dijo que estaba bien, que el me iba a poner $50 para el gym... En serio?! $50!! Apenas la quinta parte de lo que cuesta!! Me sentí frustrada, pero sé que hablar de dinero con él es pérdida de tiempo... Comencé a ir, y el primer día me sentí ridícula, no sabía que hacer, donde subirme o qué. Los instructores no tenían físico de instructores... Pero que esperaba por un precio tan económico ($250) en fin, un día un señor se me quedaba viendo y me decía que lo estaba haciendo mal... Y sí, tenía toda la razón. Pero es que nadie me explicó cómo hacerlo, me sentí avergonzada y a la vez agradecida... Pero entonces pensé que realmente el dinero que pagué no estaba sirviendo de mucho porque quizá lo único que estaba haciendo bien era subirme a la caminadora. Entre tanto, volví a clases y regreso el cansancio. Ya no iba diario sino tres o cuatro veces por semana, después tuve una serie de inconvenientes por los que ya no pude ir. El primero fueron los estudios de sangre que por cierto la enfermera no pudo hacerlo con más descuido y me quedó un moretón y dolor enorme, y bueno, el que me saquen sangre me da mucho mareo, sumándole que los medicamentos me provocan nausea y dolor de cabeza me sentí muy débil para ir. Dos días después tuve trabajos al por mayor, y es que para lo que estudio no es teórico sino practico y los trabajos requieren mucho tiempo. Y por si no fuera suficiente, al tercer día me picó una avispa, lo cual no sería gran problema sino fuera porque cualquier picadura de cualquier insecto por inocente que sea, me produce una alergia. Bueno, al picarme la avispa no fue solo el dolor, que se siente como si te apagaran un cigarro en la piel, sino que la reacción alérgica fue tan fuerte que me faltaba la respiración y me sentía con nauseas y algo desorientada. El servicio médico de la universidad me atendió de maravilla, aunque después de un considerable tiempo. También soy asmática, así que siempre cargo mi inhalador por cualquier cosa, (tiene años que no me es necesario) y creo que eso fue lo que me salvó mientras esperaba al médico. Entre tanto, para cuando me puse al corriente ya había vencido el mes de gym que había pagado... Y ahora, tristemente no tengo dinero para pagar otro más. Me siento frustrada da, frustrada y gorda. Aunque para ayer, que tuve consulta médica de nuevo,  he bajado 2kg. 


Así que, después de contarles toda mi odisea, leer sus comentarios seguro me hará sentirme un poquito más optimista. Un beso a todas.


Y como le dije a alguien en un mail, no me he rendido aún.

5 comentarios:

Marnie. dijo...

Laura, es bueno volver a leerte y, al igual que tu, volvi a engordar.

Estoy a punto de volver a estar en donde inicie y eso me frustra mucho, yo estaba en un gimnasio,uno de los mejores de la ciudad pero quedaba muy lejos de mi casa y por eso no pude ir mas, eso y que el precio de este esta por los suelos, lo bueno es que los entrenadores estaban pendientes de ti y cada maquina tenia su instructivo, en donde estoy (uno cerca de donde estudio) me siento tan perdida, alli nadie se ve a la cara, y pues siento que solo esperan a que yo haga algo mal para reirse de mi.


Te deseo mucha buena vibra y animo, que si se puede!

Saludos, y un gran abrazo.

:)

Maria Casualidades dijo...

Laura, que bueno que bajaste esos 2 kilos
En cuanto a tu situación, bueno, es mejor recibir tratamiento que nada, y lo del gym pienso igual que tu
Ojala que puedas seguir escribiendo!
Mucha fuerza y ya veras que como todo mejora
-Maria C.

Sugary Pansy dijo...

Laura, quiero decirte que, como tu, hace años que padezco hipotioridismo. Siempre me han llamado floja, vaga, culo gordo y dejada. Todo me pesaba, todo me suponia mucho más que a otros.

Pero se sigue adelante. Y aqui me tienes para lo que necesites, este es mi correo por si quieres hablar sobre el hipo, dieta o si simplemente quieres desahogarte: sugarypansy@gmail.com

Ahora mismo yo estoy en plena recaida con el hipo, pastillas, kilos demás...Te mando todo mi ánimo y apoyo.

Anónimo dijo...

Admiro lo fuerte que eres

Lexie Break dijo...

Aún recuerdo cuando te diagnosticaron...

Lumpy Space Princess - Adventure Time