sábado, 25 de octubre de 2014

¿Feliz? Cumpleaños

Siempre me había gustado mi cumpleaños, que fue ayer, siempre procuraba sentirme feliz, ridículamente feliz y con ello joder a todo el que me hiciera mala cara, pues total solo pasa una vez al año. Este año hasta hace unas semanas estaba animada, tenía ganas de hacer algo, una fiesta, salir o lo que sea. Ayer pese a que mis amigas me hicieron un pastel y me dieron algunos pequeños regalos, no me siento bien. Cumplí 20 ¿que se hace a los 20? A los 18 estrenan el ife en un antro, yo no hice nada porque no tenía dinero para salir ni nadie dispuesto a costearme la salida. El año pasado, acababa de llegar a una nueva escuela, tenía un mes que conocía a mis amigas, no podía esperar nada. Íbamos a ir al cine, pero tuve un cierto ataque de nervios (de esas acciones que hiciste en el pasado y de la nada estás casi segura que ahora todos saben lo que hiciste). Y realmente la fecha pasó desapercibida. Este año quería algo distinto y tener algo que recordar a futuro, poder decir "Ahhh si, esa fiesta de cuando cumplí 20". Ayer simplemente no quería estar en casa como siempre, como todos los días porque era un día especial, ese día que espero una vez al año. Murió un amigo cercano de mi padre, y le dije que yo le acompañaba a visitar a la familia de su amigo,  dijo que si. Estaba ya para salir de la casa y me dijo que mejor me quedara. Me importaba un pepino la familia de su amigo, yo solo no quería quedarme sola en casa, en casa como siempre. 

Quizá lo voy a recordar solo como el año en que mas sola e ignorada me sentí. 

sábado, 4 de octubre de 2014

¿Malos pensamientos?

Con ustedes siempre soy fuerte, si no lo fuera no podría apoyarlas, de la misma forma es con mi familia. Alguien tiene que tener fuerza o al menos fingirla para que a los demás no les falte. Esta semana ha sido... Pesada. Justamente hoy terminé un taller en la escuela que en cuentas de horas, fueron unas 30hrs a lo largo de tres días y esta semana tengo exámenes y proyectos, cuando tengo todo esto es cuando más vulnerable soy. No poder controlar mi tiempo me estresa demasiado. No controlar los recursos que necesito me pone mal.

Antier... O antes, da igual el día. Llegué de la escuela y no había nadie, iba ya mentalizada a que tenía que comer en casa como siempre, me preparé para eso. (Cuando digo que me preparé quiero decir que no comí nada desde el día anterior) y aunque diga que no es cierto, me deprime un poco estar sola, así que al llegar a la casa y ver que daban las 4, las 5, las 9 y seguía sola me hizo sentir algo mal. Al llegar todos resulta que fueron a comer a un restaurant sin mi, y me entere por la indiscreta de mi hermana, de no ser por ello no me entero. Estoy enojada conmigo por dos cosas, la primera es que por un acto tan... No sé, simple me sienta mal y la segunda es porque realmente quería comer.

Esto ya ahora, me lleva a pensar que quizá no tengo hambre, sino miedo de estar sola y no lo quiero admitir.

Cuando llegaron yo estaba enojada, casi no hablé. Cuando me preguntaron si estaba enojada les dije que no, realmente deseaba que insistieran en preguntar, pero solo dije que estaba muy cansada y tenía mucha tarea por hacer.  En un descuido y disimuladamente me fui a mi cama y empecé a llorar sin saber bien porque, a los pocos minutos me encontré diciéndome que nadie me quería por ser tan gorda, que si fuera al menos un poco menos gorda ellos me querrían, que yo sé que le gusto a quien me gusta pero me rechaza porque soy gorda, si lo fuera menos ella estaría conmigo. 

Yo muchas veces les he dicho que no acepten criticas ni se pongan estándares que otros les pongan, que vayan tras la meta que ustedes y solo ustedes desean, pero ¿que pasa cuando eres tú misma quien se insulta? ¿Que pasa cuando en verdad no estas conforme? 

Quizá esto les suene a que ando muy mal, pero estos sentimientos me hacen querer más. Si alguna persona me dijera gorda no me importaría, pero cuando me lo digo yo sé que tengo razón y sé que es verdad. Sé también que nadie mas que yo puede darse o quitarse eso. 
A veces me detengo y pienso qué diría mi madre y el dolor que le causaría saber esto, pero también estoy segura que si no fuera así de gorda ella me querría más. Así que ese dolor que tengo a veces es solo un recordatorio de que no puedo detenerme de nuevo.


Al final salí de mi recámara y nadie notó que había estado llorando. 


(Espero ustedes estén muy bien)


En otros temas, ya tengo Twitter... Por si alguien gusta contactar por ahí.

@lauritagorda

Y como siempre al correo 

Tyceee@gmail.com
Lumpy Space Princess - Adventure Time