miércoles, 12 de noviembre de 2014

Insomnio


Solo paso a dejar una foto. Al fin siento que he vuelto al camino, al menos siento que mi cuerpo ha vuelto un poquito adelante de donde comenzó. No es gran diferencia ni mucho menos, pero de hace unos mese a ahora, créanme el cambio es notorio. Es tan bonito sentir la ropa holgada, claro mas hermoso es comprar ropa bonita en una talla menos, y ha de ser tan increíble comprar la talla más pequeña de una tienda. Algún día (muy muy lejano aún) haré eso.

Mientras tanto, les dejo una foto que espero poder comparar en un mes con visibles mejoras. 

Y si, yo se que Esto no se ve bien, Pero es un pequeñito logro para mi, porque antes estuvo peor.

Por cierto, los medicamentos ya van mejor, al menos ya no me siento tan mal al tomarlos... Espero estén sirviendo de algo.


martes, 4 de noviembre de 2014

Entre píldoras y agua helada

Hola chicas, las pocas que queden aún pasando por aquí. Como saben, me he estado tratando el hipotiroidismo, y no quería escribir hasta no tener algo que contarles, realmente con los medicamentos no he sentido ninguna mejora, por el contrario solo me he sentido mareada y cansada. En fin, la semana pasada tuve revisión y yo iba muy dispuesta a reclamarle a la doctora el efecto nulo del tratamiento, todo eso hasta que me pesó la enfermera... De ese horrible 124.5 con el que llegué, aquella vez marcó 121. No es diferencia notable, sigo siendo una vaca. Pero olvidé completamente el reclamo. Al día siguiente de nuevo me pesaron en otro consultorio y el doctor primero que nada me dijo que las básculas de las enfermeras están mal calibradas, lo cual me parece muy coherente. No me decía el peso y la ansiedad crecía. Su cara como siempre inexpresiva. Tenía casi ganas de llorar de saber que podía que el peso que creí perder fuera falso. Al fin se sentó en su escritorio, y después de tomar muchas notas me dijo que el peso es de 117. Si, sigo siendo una vaca, pero cada vez menos.



Eso por una parte, pero por otra me siento rara, últimamente siento que requiero más atención y precisamente el mundo se empeña en ignorarme, principalmente a ellas que considero poco mas que mi familia, mis amigas. En este preciso momento que me he tomado el tiempo de escribir, están ellas al otro lado del mismo salón vaca donde nos resguardamos del frío (y la gente de afuera). Todas ellas, las cuatro, ahí sin notar siquiera que he venido al lado contrario para poder mirar thinspo y leer blogs pro ana y mia. En eso no tengo problema, es solo que no me gusta que no noten mi ausencia, no que nadie haya notado que no he comido nada desde ayer, o que ni siquiera miren el rincón donde me encuentro. Quizá no es nada, quizá pido demasiado y nadie me lo dará. Mientras tanto, yo y este botellón de agua helada nos consumiremos juntos.


Lumpy Space Princess - Adventure Time