jueves, 10 de diciembre de 2015

Vergüenza

Princesas, las extrañé mucho.

Más de una vez he pensado el consuelo que me da estar por aqui y luego recuerdo que las he abandonado y que cada vez estoy mas lejos ¿con qué cara darles un consejo?

Mi personalidad es totalmente una dualidad, un tanto extremista a veces. Puedo ser muy ansiosa o muy floja, puedo ser controladora o despreocupada, puedo ser dependiente o desentendida, pero sobre todo comprometida e inconstante. Ese es el problema de mi vida. 

Ha habido veces que incluso yo me sorprendo de lo disciplinada que soy a veces, el problema es que a la primera excepción todo se me viene abajo y entonces me perimito una o dos cosas, que en poco se convierten en montones y que despues me avergüenza ver hacia atrás y ver todo lo que dejé ir y al querer intentarlo de nuevo y remontar me parece tan dificil.

En junio lo hice bien, comencé a trabajar en una boutique de alto perfil donde sinceramente no pensé que me fuesen a aceptar por mi peso, la peor humillación fue cuando me llamaron para avisarme que me habían elegido pero tendría que ir a probarme los uniformes de la temporada. Entré en pánico porque realmente no compro en esas tiendas, ni siquiera entro porque sé que nada ahí me va a quedar. 
Cumplí y asistí a medirme los dichosos uniformes, increiblemente el rango de tallas iba de la 26 a la 38 mx (4 a 16 E.U., 32-44 Europea) y manejaban muchas prendas con un considerable rango strech. Aún así no cupe en ello y casi lloré en el probador por ello, obviamente no quería que la jefa me viera en esa situación. El pantalón, un capri strech, no me pasó de la rodilla sin que pareciera que iba a reventar, logró subir a mi cadera (enoo🐽ooorme) pero aquello ni de broma iba a cerrar y mucho menos aguantar las costuras para las jornadas que tenía que aguantar; la blusa con esfuerzos pero me quedó, la cual debía ser holgada, me quedaba apenas medio floja. La verdad es que en los hombros me quedaba apretadísima, pero recuerdo haber oído mencionar a la jefa que lo decisivo para quedarme sería si me quedaba el uniforme. Decidí que tenía que decirle la verdad, de todos modos no iba a poder lograr caber en el uniforme para el lunes (era miércoles) así que le dije que la blusa me quedaba (a reventar) pero los pantalones en definitva no, dijo algo acerca de llamar al sastre y viera si lo podía ampliar una pulgada (definitvamente con una pulagada mi trasero gordo no iba a caber ahí) yo le dije que mejor dos... la jefa, una flaca no demasiado guapa, de como 1.65 de estatura me vió abriendo los ojos, en esa expresión que tanto odio y solo dijo ok. Lo guardó en el armario detrás del mostrador y me dijo que vería que podiamos hacer, yo en verdad quería trabajar ahí sentía un magnetismo por el lugar y tenía que estar ahí a como diera lugar asi que le dije que yo podría comprar un pantalón similar o al menos del mismo color y no había problema. 

(Lo demás lo contaré luego). En la primera semana de trabajo ahí, bajé 1.5 kg y bueno la jornada era básicamente estar de pie todo el dia y corriendo de un lado a otro cliente tras cliente sin parar entre 4 y 6 horas diarias. Trabajé apenas poco más de un mes y para el final del mes había bajado 4.5 kg, para esto y por tiempo, ya había comenzado a omitir comidas y a restringir calorías. De desayuno bebía un Yakult Light de 40 cal, a veces un sandwich y agua antes de empezar la jornada. Al salir estaba loca por una coca-cola la cual solo me di el gusto una vez o un litro de agua. Me iba a dormir y comenzaba de nuevo. Dejé el trabajo y de vacaciones en casa de familiares retomé hacer comidas y yo con el miedo de que sospecharan algo (alguien cercano me sabía algo, al final solo era una pequeña indiscreción) comí todo con normalidad y sin objeciones... y después comencé a sobrepasarme... y 🐷 oink! de nuevo.

En septiembre volví a la escuela y por el horario vespertino empecé a desvelarme mucho más y levantarme más tarde ya que no pude encontrar otro empleo matutino. Dormía al rededor de las 3 am y me despertaba a las 11 am solo para darme un baño, tomar un yakult (los primeros días), e irme a la escuela. En la escuela no fue complicado decir que ya había comido en casa y solo beber agua. 

Feliz al paso de un mes porque nadie lo había notado y por lo pronto yo ya había bajado 2.700kg sin ningún esfuerzo salvo no comer, con los días empezaron a darse cuenta de que no hacía falta comida en casa o que la comida se pudría en el refrigerador sin haber sido tocada y preguntaron si estaba comiendo... ¡Y apelé a la UNICA ventaja de ser gorda! (Nadie sospecha nada nunca, porque bueno, estás gorda) decir que estaba comiendo en la escuela, me creyeron porque GORDA y seguí mas o menos tres semanas más hasta que llegaron los exámenes y las desveladas fulminantes y entonces si no supe que hacer. Ya no aguantaba no dormir, a las 11 me caía de sueño, en una ocasión me mareé tanto que empezó a nublarse mi vista y pensé que me iba a desmayar y bueno, estaba inflamadísima todo el tiempo. Para aguantar esos días empecé a comer por la noche, y si, el efecto era como tomar un redbull, pero igual que el redbull me daba vitalidad por unas 2 hrs nada más. 

Pasó un mes más y llegaron los finales y entonces si tuve que desvelarme dos semanas consecutivas. Empecé a desayunar cosas "normales" y a comer pan (estúpido pan. Desvelarme hasta las 3 empezó a ser insuficiente asi que empecé a comer a las 2 o 3 para agauantar un par de horas más ya después picando solo por aburrimiento. Y así llegamos a hoy, donde he ido a una galería y he bebido 3 copas de vino tinto, he llegado a cenar y ahora a cada cosa que como me viene una culpa terrible y mucho asco, pero no vomito porque me da miedo que me escuchen. Así es como he vuelto (nunca he dejado) a ser una goooooorda de 3 cifras. Y estoy de vuelta aqui, una vez disipados los temores y sabiendo que las necesito y que necesito empezar desde el principio para saber en qué momento perdí mi constancia y mi control.

Asi es que de corazón deseo que alguna, si alguna es que queda pasando por aqui, me acompañe y me enseñe como comenzar de nuevo.
Lumpy Space Princess - Adventure Time